Acerca de los templos

decorative fleur

¿Por qué los mormones edifican templos?

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha edificado templos desde la década de 1830. En este video, eruditos religiosos de diversas religiones analizan la importancia de la adoración en el templo desde el inicio de la historia hasta la época actual.

Las familias pueden ser eternas

Los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días creen que cada ser humano vivió anteriormente como espíritu en el cielo con Dios, nuestro Padre Celestial. Cada uno de nosotros viene a la tierra para ser probado durante la experiencia de la mortalidad. Al seguir los principios del Evangelio aquí en la tierra, cada uno de nosotros puede regresar a la presencia de Dios, donde viviremos eternamente con nuestras familias.

La enseñanza de los Santos de los Últimos Días respecto a que las relaciones familiares en la tierra continúan después de la muerte es única entre las religiones cristianas. A fin de perdurar más allá de la mortalidad, los matrimonios tienen que efectuarse en un templo. Las parejas que se unen a la Iglesia estando ya casadas también pueden hacer que sus matrimonios sean "sellados" en ceremonias idénticas y que sus hijos se sellen a ellos. De modo que, los templos de los Santos de los Últimos Días, o "mormones", no son lugares de reunión donde se realiza la habitual adoración dominical. Se construyen específicamente para estos "matrimonios eternos" y otras ceremonias centradas en la persona y la familia. Para que las promesas del templo permanezcan vigentes, el esposo y la esposa deben amarse, ser fieles el uno al otro durante todo su matrimonio, y seguir un curso de servicio y compromiso cristianos que dure toda la vida.

Templos y genealogía

Los templos también desempeñan otra importante función además de unir a las familias vivas por la eternidad. Para los millones de personas que han vivido y muerto a lo largo de la historia sin tener a su alcance la oportunidad de casarse en el templo, las ceremonias del templo pueden ser efectuadas a favor de ellas por personas vivas. Por lo general, los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días representan a sus propios antepasados fallecidos en ceremonias tales como bautismos y sellamientos de esposos y esposas, o de padres e hijos. Los Santos de los Últimos Días creen que la obra del templo sólo es eficaz si cada persona fallecida la acepta voluntariamente en el cielo.

Compartir esta página